BLCK®

Beauty is beauty, no matter what

BLCK®BLOG

Los estereotipos y las marcas están cambiando gracias al esfuerzo de miles de personas, organizaciones y movimientos sociales que buscan un mundo más equitativo, diverso y libre donde todos podamos ser nosotros mismos y sentirnos a gusto con nuestro cuerpo, sueños y metas, sin importar el qué dirán.

by Gabriela Santoy
4 min de lectura

Crecer en una ciudad es vivir rodeado de anuncios, comerciales, noticias y programas con personas perfectas: hombres, mujeres, jóvenes y niños de tez aperlada, delgados, una sonrisa hermosa y cabello impecable (como si no existieran el frizz, ni la humedad).

Desde pequeños este tipo de imágenes moldean la idea que tenemos de ser atractivos o exitosos, haciéndonos creer que debemos encajar en un modelo ideal para vernos así de felices. No sé tú, pero muchos vivimos nuestra adolescencia super acomplejados por no ser como los modelos de las revistas Tú o 15 a 20.

Aunque estas imágenes nos bombardean todo el tiempo en cualquier lugar: televisión, panorámicos, revistas, radio (incluso en el metro) no son la realidad. Es hora de decir la verdad: así no lucen las personas que vemos día a día y ya es momento de que esto se vea reflejado en los medios.

Hoy estos estereotipos están cambiando gracias al esfuerzo de miles de personas, organizaciones y movimientos sociales, que buscan un mundo más equitativo, diverso y libre donde todos podamos ser nosotros mismos y sentirnos a gusto con nuestro cuerpo, sueños y metas, sin importar el qué dirán.

Ante tantos cambios en la sociedad, las marcas no podían quedarse atrás.

Poco a poco las empresas han transformado su comunicación y publicidad (algunas siguen en el pasado), sin embargo aún queda muchísimo por hacer. En vez de abrazar una causa social solamente porque está de moda; las marcas deberían investigar esta problemática, comprender a su audiencia y producir iniciativas significativas que abran un diálogo más auténtico con su público.

Escuchar y ponerse en los zapatos del consumidor para detectar problemas reales y ofrecer una solución a través de su oferta; eso es apoyar una causa.

Dove es una de las marcas pioneras en apoyar esta causa a través de su comunicación. En 2010 transformaron su visión de marca y crearon el “Movimiento Dove por la Autoestima: La Fundación de Dove”, que busca ser un agente de cambio a través de programas educativos sobre conciencia, seguridad y autoestima, también con actividades que fortalecen y motivan a personas en todo el mundo.

Muy probablemente has visto o escuchado acerca de sus campañas, te comparto mi favorita:

Dove | Beauty on your own terms #MyBeautyMySay

En 2016 Dove y la agencia Ogilvy Londres crearon una potente campaña, compuesta por una serie de spots tipo mini-documental de diferentes testimonios de mujeres exitosas en su sector.

En ningún momento la marca muestra su oferta, pero toda la campaña refleja su visión. Dove refuerza su branding hablándole directamente a su audiencia “No permitas que nadie defina tu belleza”, pero lo hace a través de mujeres poderosas que nos dicen “tu forma de ser, tus gustos y sueños son tu propia decisión; tú defines quién eres”.

Ahora una nacional

Sally Beauty México

Desde inicios de 2017 Sally Beauty México ha realizado grandes cambios en sus redes sociales; transformaron el tono de su comunicación y lanzaron una serie de videos de su nueva visión de marca, empleando talento nacional y una producción de primera calidad.

Su comunicación es fresca, retadora y atractiva, pero sobre todo es muy interesante que su visión de marca los ha posicionado como una propuesta diferente dentro del mercado mexicano. Sally Beauty habla de equidad de género, de romper estereotipos de belleza, aplaude las diferencias y te inspira a crear tu propio estilo.

El “pero” de esto es que la marca ha lanzado contenido muy diverso que, pareciera, no tener mucha cohesión o unión entre sí. En este caso contar con una estrategia basada en investigación, estadísticas y data del público meta podría potenciar y organizar mejor los esfuerzos de contenido.

Habrá que ver los próximos pasos de Sally Beauty.

Arriba mencioné la visión de Dove y las campañas que han realizado desde hace 8 años, todas alineadas pero diversas entre sí. ¿Cómo fue posible esto?

Obvio no se le ocurrió a alguien por arte de magia, hubo una gran investigación acerca del papel de la belleza en la cultura y la percepción que las mujeres tenían de sí mismas. Se analizaron e interpretaron estadísticas de mercado a nivel internacional, se reunió data y conocimiento, llegando a resultados que permitieran comprender la problemática a la que se enfrentaban.

Y esto hizo toda la diferencia.

Generar contenido, ya sea por digital o en medios ATL, basado en data, investigaciones y conocimiento real nos traza un camino. Es decir, nos guía para que todo lo que hagamos siga la misma línea a través de una estrategia de marketing que aproveche los insights y áreas de oportunidad encontradas.

Porque la inteligencia y la creatividad siempre van de la mano. Por eso, nosotros creemos en el poder del conocimiento y la estrategia para transformar el status quo y hacer las cosas diferentes, de una manera más auténtica y cercana a las personas.

Socialmente aún queda muchísimo por hacer, pero los primeros cambios ya comenzaron y no hay vuelta atrás.

Este es un tiempo decisivo para las marcas. Es el momento de romper con los viejos estereotipos publicitarios, de abrir conversaciones que transformen los prejuicios y den espacio a otras formas de ser y de vivir. Es momento de cambiar la forma como retratan a las personas y de aceptar todo tipo de bellezas, porque todas lo valen.

It’s time to face the changes,

It’s time to turn BLCK®.

DARE TO SHARE YOUR THOUGHTS?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Top Views